La maravilla al servicio de la medicina


Desde la existencia de la humanidad ha luchado contra todo tipo de enfermedades y desde el principio necesitó conocer y poner en práctica las ventajas del arte de la curación y así ayudar a sus contemporáneos, entonces se descubrió lo importante que es impartir este conocimiento a través de la carrera de la medicina y así salvar más vidas.

Según lo antes expuesto, podemos decir que la medicina es tan antigua como la humanidad misma y que las prácticas de sanación y curar las enfermedades surgen por medio de la necesidad del hombre de mantenerse a través del tiempo.

La medicina como ciencia

Esta es la ciencia que se inspira en el cuidado, prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades que afecten la salud, aunque a través de los años se ve a la medicina como una profesión para personas selectas, se sabe que cualquiera con las mejores intenciones humanitarias puede llevar a cabo esta hermosa labor de sanar al que lo necesite.

Cuando se requiere una gran vocación de servicio, también requiere un compromiso mucho más allá del de muchos otros profesionales, es muy importante tener la fuerza emocional para ver el cuerpo humano como nunca antes se ha visto, para poder lidiar con el dolor de los demás, y para estar dispuesto a entrenar con frecuencia.

La medicina como carrera universitaria

El primer hecho que suele impactar a los aspirantes es que esta carrera dura entre seis y siete años, convirtiendo a esta carrera universitaria como la más larga y desafiantes para el alumnado de todas, en los primeros años de esta demandante carrera se imparte conocimientos sobre la función del cuerpo humano, a través de materias curriculares como inmunología, fisiología, anatomía, bioquímica y otros.

En las últimas etapas de la carrera se les da la oportunidad a los estudiantes de realizar un internado para realizar el proceso de medicina bajo supervisión de un médico ya graduado con experiencia laborando.

¿Qué sucede una vez graduados?

Una vez que haya terminado sus estudios de medicina y haya recibido el título de profesional de la medicina, los médicos tienen la oportunidad de decidir si desean trabajar como médicos generales o especializarse e incluso elegir ambas opciones al mismo tiempo.

Un punto a tomar en cuenta es la variabilidad que reciben los nombres de las especialidades según sea el país o la universidad donde se va a realizar el estudio, este hecho también ocurre con el programa de estudio, en los cuales el nombre también puede variar según los factores previamente mencionados.

El campo laboral de la medicina es verdaderamente amplio y variado, durante muchos años esta carrera ha sido la más privilegiada sobre las demás y la mayoría de los gobiernos de distintos países hacen de sus ambientes de trabajo, insuperables, eso sin contar las ofertas de empleo a nivel nacional o internacional, educativo o en la investigación.

Para ser médico hay que tener ciertas cualidades que te ayudarán a hacer realidad tu carrera, como la solidaridad, la empatía, la capacidad de adivinar lo que piensa la persona, una excelente gestión de las relaciones interpersonales, entre otras muchas otras. La medicina requiere un nivel muy alto de compromiso, ya que la vida de los demás depende del médico.

La medicina despierta en las vocaciones de sus estudiantes, que no creía que tuviera, como la responsabilidad, el trabajo arduo y la incansable tolerancia hacia las personas, Se debe ser muy responsable con los conocimientos que son impartidos en las universidades y aplicarlos correctamente en los pacientes, ya que de los médicos dependerá la vida de quien estén tratando.